12

noviembre

¿POR QUÉ DEBEMOS HACER UN USO PRUDENTE DE LOS ANTIBIÓTICOS?

Cada vez es más importante el uso racional de los antibióticos, al igual que de otros medicamentos y los farmacéutic@s jugamos un papel importante en esa lucha, es por ello, por tu salud,por lo que te pedimos la receta médica cuando es necesaria.

El aumento de las resistencias antimicrobianas es una de las amenazas que más preocupa a la salud pública, causando hasta 700.000 muertes al año en todo el mundo.

El aumento del número de infecciones se suma a la dificultad para tratarlas, pues los antibióticos pierden cada vez más eficacia a causa de estas resistencias.

 La cercanía con vosotros nos permite a los farmacéutic@s recomendaros, aconsejaros e informaros sobre las dudas que podáis tener sobre vuestros tratamientos. Algunas de esas recomendaciones son:

  • Informaros sobre cómo se pueden prevenir las infecciones.

  • Informaros  sobre cómo tomar los antibióticos correctamente, y de las resistencias y los peligros de su uso indebido.

  • La importancia de cumplir con el tratamiento.

  • Recordaros que no hay que compartir ni dar antibióticos ni otros medicamentos a otras personas y que no hay que automedicarse, como dice el refrán “zapatero a sus zapatos”.

La falta de cumplimiento es la base de la mala utilización de los antibióticos y, por tanto, de la aparición de resistencias que luego complican los tratamientos.

Muchos creéis que debéis abandonar el tratamiento con estos fármacos si los síntomas desaparecen y muchos más abandonáis el tratamiento por esta misma razón . La responsabilidad de los farmacéutic@s es asegurar que tenéis la información correcta para un correcto uso y cumplimiento de vuestros tratamientos.

¿Por qué recomendamos probióticos cuándo estáis tomando antibióticos?

Los probióticos son microorganismos que forman parte de la flora gastrointestinal y que apoyan al sistema inmunitario intestinal en la protección contra agentes externos. Muchas veces, os los aconsejaremos a la hora de complementar tratamientos con antibióticos, puesto que estos pueden alterar vuestra flora intestinal actuando tanto sobre las bacterias nocivas como las beneficiosas.

Estos probióticos pueden llegar a corregir desequilibrios de la flora gastrointestinal, ayudando a reforzar las defensas y mejorar síntomas como la diarrea, el estreñimiento o los gases, que aparezcan de forma ocasional o que pueden producir ciertos tratamientos.

La opción de los probióticos también puede ser útil para corregir desequilibrios en la flora vaginal que derivan en vaginosis bacteriana o vulvovaginitis candidiásica, que también se ve afectada en las mujeres durante el tratamiento con antibióticos.

 

¡Ayúdanos a conseguir que los antibióticos sigan funcionando!

  1. Recuerda que usarlos incorrectamente representa un riesgo para la salud de todos. El uso inadecuado de los antibióticos  puede hacer que las bacterias se vuelvan resistentes a futuros tratamientos.

  2. Toma antibióticos sólo cuando te los recete el médico. Sigue siempre sus recomendaciones sobre cuándo, cómo y durante cuánto tiempo usarlos. Completa el tratamiento prescrito y, si sobran, no los guardes ni los compartas con otras personas., recíclalos en el punto sigre de tu farmacia.

  3. No olvides que no son eficaces contra resfriados ni gripes. Los antibióticos sólo son eficaces para combatir infecciones bacterianas, no curan infecciones causadas por virus. No son analgésicos y no alivian el dolor ni la fiebre.

Además recordarte que el veterinario de tu mascota es quien decide su tratamiento. Sigue siempre sus consejos y no mediques a tu mascota con los antibióticos que tienes en casa. La automedicación también es peligrosa para los animales, por ello también necesitamos una receta veterinaria.

Fuente: tevafarmacia.es

- Farmacia Marta Usó Ros, ,

0 COMENTARIO

ENVIAR RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *