07

marzo

DEFENSAS EN PELIGRO

 

El sistema inmune, está formado por un conjunto de células y moléculas, cuyo objetivo es combatir cualquier amenaza que pueda poner en peligro nuestra salud.

Su función es impedir la invasión de elementos extraños perjudiciales para nuestro organismo y eliminarlos si logran entrar en el cuerpo.

Está formado por dos tipos de inmunidad:

-Inmunidad innata, que es la que tenemos desde que nacemos, muy potente y de rápida activación.

-Inmunidad adquirida, que se va generando cada vez que nos enfrentamos a una nueva amenaza, es específica y tiene memoria, se acuerda de los patógenos a los que ya nos hemos enfrentado y los elimina si se los vuelve a encontrar.

¿En qué situaciones nuestras defensas corren peligro?

-PERÍODOS DE CONVALENCIA: después de pasar una gripe o un resfriado, después de las vacunaciones…
-PERÍODOS DE SOBREESFUERZO: estrés, exceso de trabajo, dietas desequilibradas….
-PERÍODOS DE CANSANCIO Y FATIGA: cambios de estación, durante el invierno.

¿Cómo podemos cuidar nuestras defensas?

-Hay que vigilar el peso. La obesidad y el sobrepeso son un factor de riesgo.

-Una buena hidratación, es fundamental para que las toxinas no produzcan daños y debiliten el sistema inmunológico.

-Tomar probióticos y prebióticos, porque refuerzan una de nuestras barreras defensivas más importantes, la mucosa intestinal, imprescindible para el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

-Dormir 8 horas diarias. Cuanto más y mejor descansemos, mayor será la concentración de glóbulos blancos en sangre, que son los encargados de defender al organismo de las infecciones y de ayudar a eliminar residuos y toxinas.

-Comprobar los niveles de hierro, ya que es un elemento muy activo en la formación de energía para todas las células.

-Vitaminarse ;). La vitamina C es antioxidante y estimula las defensas protegiéndonos de gripes y resfriados, está indicada en casos de debilidad física. La vitamina A, refuerza la salud de las mucosas (nariz, garganta….)

-La equinácea o el própolis son antibióticos naturales, son antimicrobianos y aumentan la producción de glóbulos blancos, o defensas.

– Además, es importante ser positivos. Las emociones influyen. Tener una actitud positiva, optimista y esforzarse por superarse, puede frenar procesos infecciosos.

 Cuídate y tu cuerpo de cuidará 😉

- Farmacia Marta Usó Ros, ,

0 COMENTARIO

ENVIAR RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *