30

mayo

Es inocuo lo que comes?

Todos los días, personas de todo el mundo enferman por los alimentos que comen. Estas enfermedades se denominan “enfermedades de transmisión alimentaria” y son causadas por microorganismos peligrosos y/o sustancias químicas tóxicas. La mayoría de las enfermedades de transmisión alimentaria se pueden prevenir con una manipulación apropiada de los alimentos.

Unos de los causantes de las enfermedades de transmisión alimentaria: son los microorganismos.

¿Qué son los microorganismos? 

Los microorganismos son seres vivos muy pequeños, tanto que son invisibles al ojo humano. Hay tres tipos diferentes de microorganismos: buenos, malos y peligrosos.

  • Los microorganismos buenos son útiles:

· están presentes en el proceso de elaboración de ciertos alimentos y bebidas (por ejemplo, el queso, el yogur, la cerveza y el vino);

· se utilizan en la fabricación de medicinas (como la penicilina)

· y ayudan a digerir los alimentos en el intestino.

  • Los microorganismos malos, o microorganismos de alteración, no suelen provocar enfermedades a las personas, pero pueden hacer que los alimentos huelan y sepan mal y tengan un aspecto repulsivo.

  • Los microorganismos peligrosos causan enfermedades a las personas y pueden incluso matar. Se denominan “patógenos”. La mayoría de ellos no altera el aspecto de los alimentos.

Los microorganismos son tan pequeños que haría falta 1 millón de ellos para llenar el espacio que ocupa una cabeza de alfiler. Ejemplos de microorganismos son las bacterias, los virus, las levaduras, los mohos y los parásitos.

El olor, el sabor y la apariencia de los alimentos no son indicadores fiables de su inocuidad. Algunos microorganismos de alteración cambian efectivamente el aspecto de los alimentos y son peligrosos. Un ejemplo es el moho verde que aparece sobre el pan, que puede producir toxinas.

Algunos de los microorganismos de transmisión alimentaria peligrosos más comunes son:

· Bacterias – Salmonella, Shigella, Campylobacter y E. coli

· Parásitos – Giardia, Trichinella

· Virus – Hepatitis A, Norovirus.

No hay que olvidarse de las sustancias químicas

Los microorganismos no son la única causa de las enfermedades de transmisión alimentaria. Las personas también enferman a causa de sustancias químicas tóxicas, entre ellas:

· las toxinas naturales

· los metales y los contaminantes ambientales

· las sustancias químicas utilizadas para tratar animales

· los plaguicidas utilizados de forma inadecuada

· los productos químicos de limpieza

 · y los aditivos alimentarios utilizados de forma inadecuada.

 

Algunas medidas simples, como el lavado y el pelado, pueden reducir el riesgo que representan las sustancias químicas presentes en la superficie de los alimentos. Una conservación adecuada puede evitar o reducir la formación de algunas toxinas naturales.

 

 

¿Cuáles son los síntomas de las enfermedades de transmisión alimentaria?

 
Miles de millones de personas padecen cada año uno o más episodios de enfermedades de transmisión alimentaria sin llegar a saber que su dolencia tenía su origen en los alimentos.
Los síntomas más comunes de las enfermedades de transmisión alimentaria son: dolores estomacales ,vómitos y diarrea.
Los síntomas dependen de la causa de la enfermedad. Pueden manifestarse muy rápidamente tras la ingesta del alimento o después de algunos días o incluso semanas. En la mayoría de los casos de enfermedades de transmisión alimentaria, los síntomas se manifiestan de 24 a 72 horas después de la ingesta del alimento.

Las cinco claves de la OMS para la inocuidad de los alimentos.

La organización mundial de la salud (OMS) nos recomienda tener muy presentes éstas 5 claves que recomiendo las incorpores para conseguir una manipulación adecuada de los alimentos .

 

 

 

 

- Farmacia Ros Usó, ,

0 COMENTARIO

ENVIAR RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *