22

julio

INFECCIONES VAGINALES

Ya os hemos hablado de la CISTITIS O INFECCIÓN DE ORINA, que es una infección del tracto urinario, concretamente de la vejiga, causada por microorganismos ( Escherichia Coli) que se multiplican en la zona.

Son infecciones, en su mayoría, recurrentes y su incidencia depende también de las modificaciones que sufre la flora vaginal (menstruación, menopausia, etc).

Sus SÍNTOMAS son:

-Presión en la parte inferior de la pelvis.
-Dolor y escozor al orinar.
-Necesidad frecuente y/o urgente de ir al baño.
-Micciones escasas y frecuentes.
-Necesidad de orinar por la noche.
-Orinas turbias o malolientes acompañadas a veces de sangre.
-Relaciones sexuales dolorosas.

Pero durante el verano son muy típicas las infecciones vaginales:

La CANDIDIASIS VAGINAL, es una infección causada por hongos (Candida  Albicans), debida a un crecimiento excesivo del mismo y que conlleva a un desequilibrio del resto de microorganismos de la flora vaginal.

Sus SÍNTOMAS son:
-Alteración del flujo vaginal (blanco, espeso y abundante).
-Irritación y/o enrojecimiento por dentro o alrededor de la vagina.
-Ardor y picor en los labios y en la vagina.
-Dolor a la hora de orinar.
-Relaciones sexuales dolorosas.

La VAGINOSIS BACTERIANA, es una infección vaginal causada por una descompensación de las bacterias propias de la vagina.

Sus SÍNTOMAS son un flujo vaginal anormal y con un olor desagradable (olor a pescado podrido) y malestar vaginal.

PREVENCIÓN

Las medidas preventivas serían más o menos iguales:

-Ingiere como mínimo 1,5 litros de líquido al día, puesto que eso ayudará a eliminar las bacterias.
-Procura orinar con frecuencia, el crecimiento bacteriano es mayor cuánto más permanece la orina en la vejiga.
-Combate el estreñimiento así los gérmenes no colonizarán los tejidos cercanos al tracto urinario.
-Lava y seca la zona genital de delante hacia atrás, y utiliza jabones íntimos específicos para esa zona que mantengan el equilibrio natural de la misma. Y recuerda que es mejor la ducha que el baño, así evitarás la acumulación de bacterias que pueden darse en una bañera.
-No utilices ropa demasiado ajustada y usa ropa interior de algodón, la ropa ajustada y sintética, favorece la transpiración y por lo tanto la proliferación de microbios.
-Durante el ciclo menstrual, es mejor utilizar compresas que tampones y cambiarla con frecuencia. Además , no se recomienda el uso continuado de salva-slips.
-No permanezcas con el bañador húmedo, la humedad y los cambios de temperatura hacen que proliferen todo tipo de microorganismos.
-Ve al servicio antes y después de mantener relaciones sexuales, la actividad sexual aumenta el riesgo de infección y posibilita que ciertos microorganismos queden alojados en la uretra. Además, es conveniente el uso de preservativos, aunque no se trate de enfermedades de transmisión sexual, sí están relacionadas con una actividad sexual frecuente, el preservativo evitará contraer o diseminar infecciones de este tipo.
-En el caso de la cistitis, consumir arándano rojo te ayudará a prevenirla y reducirá, en el caso de que seas propensa a sufrirlas, a la mitad el número de infecciones que puedas sufrir al año.

-En el caso de candidiasis, los probióticos vaginales, sobretodo durante y después de haber consumido antibióticos o durante y después de la menstruación ayudarán a mantener la flora vaginal adecuadamente, previniendo este tipo de infecciones.

- Farmacia Ros Usó, ,

0 COMENTARIO

ENVIAR RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *